sábado, 9 de mayo de 2015

Venus madraza y Mercurio por recapacitar



 Venus entró en Cáncer y se queda allí. Hasta el 5 de junio va a teñir la vida de colores más afectuosos, caseritos, trae ganas de andar  terrenos afectivos ya conocidos y seguros. Venus en Cáncer nos pone más hipersensibles que nunca por eso la necesidad de refugiarse en el hogar, de nutrirse emocionalmente con nuestras relaciones de toda la vida y poder así proteger nuestro corazoncito.
 Este paso de Venus por el maternal  signo de agua, nos pone sobreprotectores o por el contrario con necesidad de un ala que nos resguarde.  Nos lleva a conocer con que valores emocionales queremos vivir y como contener a aquellos que están cerca para nutrirlos al tiempo que nos nutrimos.

 En unos días Mercurio estará retrogrado en Géminis y ya se está haciendo sentir y si bien siempre que este planeta se pone retrógrado creemos que vamos a tener las comunicaciones bloqueadas, que nuestro servicio telefónico tendrá fallos, que no llegará el correo, que el automóvil va a tener algún problema o que vamos a ver demorados nuestros contratos o trámites. No solo se trata de eso la retrogradación de Mercurio.
 Mercurio en movimiento retrógrado también nos invita  a conectar con nuestro silencio interno y revisar si ese contrato demorado es el que queremos, recapacitar acerca de nuestro modo de comunicarnos, de escuchar a nuestro interlocutor, de escuchar nuestro propio sonido del alma y revisar aquellos asuntos  que debemos esmerarnos en perfeccionar y pulir.
  Tendamos a repensar la retrogradación de Mercurio no únicamente como un palo en la rueda que nos impide avanzar sino como una ventana  a nuestro interior y el sentido de aquellas demoras o inconvenientes.
 Nuestra sociedad no ayuda en eso de ir hacia atrás y contemplar donde es que podemos perfeccionarnos de acuerdo con el plan de nuestro Yo Superior, más bien nos exige seguir en línea recta y a velocidad hacia una meta que muchas veces no es la nuestra ni es apropiada para nuestro crecimiento.
Aprovechar este ir hacia atrás es acompañar el ritmo del cielo. 

Les deseo que sus intuiciones se develen con un claro y comprensible sonido en estos días que vienen.




lunes, 4 de mayo de 2015

El peso de tu conflicto interno





Se han escrito en estos días tantas y tantas líneas acerca de este plenilunio que fue ayer que sinceramente se me fueron las ganas de compartir mi visión acerca de este evento astrológico.
 He visto por las redes sociales a decenas de seres  emponderados en maestros, fervientes  católicos mutados a budistas,  otros  discutiendo nimiedades retóricas de si el plenilunio de Tauro que si la luna llena en Escorpio. Tanto así, que hoy que  el momento top de la Luna llena ha pasado hace unas horas y que ya todos se dieron el gusto de ser budistas por un día me atrevo a pensar en letra alta.
                                              
 ¿Qué extraño fenómeno ha llevado a tener que buscarle la quinta pata al gato y para disponer del poder energético de los demás, autoemponderarse en maestros a tantos?  ¿Acaso hemos descubierto que la luna llena de mayo es poderosa desde que existe Internet?
 El poder  de esta luna parece que no le hace asco a nada y deja a la vista las zonas oscuras de cada uno de nosotros y quien quiera ver que vea.

¿Cuál es la punta del  ovillo  que te arrastra una y otra vez a ese mismo nudo enmarañado?
Revisar porque volvemos a ese espacio de uno mismo es una de los regalos que esta luna llena nos puede aportar. La zona donde la terquedad  nos arrastra a nuestra propia oscuridad y nos revuelca una y otra vez en el mismo conocido fango se ve iluminada en las horas oscuras de la noche por los rayos de esta luna llena que despertó a más de uno anoche.

 Pero es imprescindible para que los rayos lunares nos bañen en luz de plata ser humildes para con nosotros mismos y tener capacidad de autocrítica. El poder personal debe venir desde dentro y  no hay mejor manera de conocer nuestro propio poder que reconocer nuestras flaquezas para aligerar el peso de nuestro conflicto interno y aprovechar esta luna tan poderosa y especial.



 Que la fuerza los acompañe.