miércoles, 26 de abril de 2017

Luna Nueva en Tauro, danzar la Tierra - 26 de abril 2017

Hoy fue la Luna nueva del signo de Tauro, esto quiere decir que la  Luna y el Sol se unieron a 6° del plácido signo de tierra, brindando una oportunidad para sembrar nuevas semillas en lo que refiere a nuestro sentido, al sentido de nuestros proyectos y de nuestros compromisos. El primer compromiso que deberíamos tener es con nosotros mismos y se trata de descubrir nuestra veracidad, nuestras ganas de hacer, de revalorizar nuestras obras y creaciones y a partir de ese amor a lo propio comenzar un nuevo camino de estabilidad y potencia. 

 La sabia y calma potencia del Toro. Y a Tauro lo rige Venus que salió de su movimiento retrógrado hace muy poco dejando en nuestros corazones algunos temas más y más claros. Venus tocando la siempre abierta  herida de Quirón se posiciona en el grado 29 de Piscis por última vez en esta temporada y desde allí lo comprende todo, empatiza con todo, siente más de la cuenta y lo siente. Es poco lo que puede hacer ya que una vez que salte a Aries dará nuevos pasos firmes y vitales.

 M;ercurio retrógrado nos trajo a varios algunos problemillas, trámites que se estancan, comunicaciones que se malogran, palabras no dichas, servicios de telefonía o internet que no funcionan etc, pero esto no es todo, ya que va tocando a Urano hacia el fin de semana  y las sorpresas pueden ser más grandes aún. 

 No perdamos la fuerza de esta Luna Nueva que tan confortable y plácida se encuentra en este signo y sembremos nuestra lista de intenciones en lo que respecta a nuestra abundancia, nuestra fuerza, nuestra voluntad, la forma en la que nos establecemos en la realidad material y concreta aquella que nos lleva a utilizar nuestros recursos para optimizar nuestra calidad de vida. Sembremos semillas de armonía y belleza, de placidez, de amor a a la Naturaleza, de cuidado a los seres que conviven con nosotros cada día.




 El video muestra a la gran Pina Bausch, danza viviente, una Luna en Tauro inolvidable.

 Dancemos como ella, abracemos la abundancia que no termina nunca si la dejamos andar con pulso de equilibrista en los píes, actitud zen en la cabeza e ilusión en el corazón.

 Espero compartas en los comentarios que tal te va con esta siembra.

Un abrazo 

lunes, 10 de abril de 2017

Plenilunio de Aries, 11 de abril 2017





 Pasada la medianoche de hoy, ya entrado el martes 11 la Luna se posará a 21° del signo de Libra para oponerse así al Sol en Aries. 

 La Pascua es celebrada en torno a esta lunación, esto fue establecido en el Concilio de Nicea en el año 325, Pascua deriva de Pesaj (Pascua Judía) y se dice que la palabra Pesaj es una deformación fonética de una palabra siriaca que significa "ser feliz", Pesaj conmemora la salida del pueblo hebreo de Egipto, su liberación así como la toma de conciencia de su identidad a partir de esa libertad.
 Me quedo con ese sentido etimológico de "ser feliz" de la lunación.

 Ser feliz es en armonía  y es que sin armonía y concordia de cualquiera que sea (con otros, con nuestros compañeros de andar la vida, nuestras relaciones, nuestros hijos, padres, hermanos, parejas o amigos) ese ser que me refleja y me espeja no hay forma de ser del todo feliz. Porque el espejo me devuelve imágenes que puede que no me resulten cómodas. y se trata de tragar saliva, aclararse la garganta y hacer silencio quizás en espera de que se asienten nuestras emociones y podamos evaluar que podemos aportar a la armonía y de que modo desequilibramos nuestra propia existencia y la de nuestro entorno. 
  Y es que es posible que estemos detonando relaciones  haciendo pagar a unos las llagas que nos hicieron otros tiempo atrás.




 Venus en cuadratura a Saturno impondrá nuevamente seriedad, cierta frialdad para evaluar los sentimientos y los deseos, no poca rigidez para ver al otro y ver nuestra historia en común. Los reclamos, los ataques, los juicios estarán presentes para ser reconsiderados y aceptados como una parte real de nuestra conciencia que debe ser asumida para poder seguir creciendo.

 Equilibrio que desde Libra  dura milésimas de segundo en una balanza que se mueve y oscila y se trata de atrapar la sensación de armonía y a partir de ella lograr acuerdos a sabiendas de que no somos perfectos y si lo somos. Reconociendo que ese dolor que hay en mí está también en tí. 

  Es que de eso se trata la Pascua o Pesaj, de atravesar el río, liberarse de la esclavitud a la que nos somete nuestra emocionalidad de niño herido y abrazar la identidad verdadera, resucitar  nuestra conciencia solar. La de un alma rica que experimenta a partir de un sí mismo que refleja en otro para su perfección.